top of page
INICIO
Pragmatica Shadow (14).png

MÚSICA

MÚSICA

VIDEOS

La Muerta
Divina
Divina
El que Piensa Pierde
La Canción
VIDEOS

CONCIERTOS

INSTAGRAM FEED

INSTAGRAM

Sebaztian Pereira

IMG_4286 2.jpg
"Aprendí a Cantar lo que no sabía decir"

Nací en Bogotá, Colombia, pero el posparto se le complicó a mi mamá, y enfermó gravemente; entonces tuvimos que viajar a los pocos días a Bucaramanga, de donde es la mayoría de mi familia, pues los médicos no estaban haciendo mucho, y mi abuela exigió que se la trajeran de regreso, y que ella se encargaría de la situación. No sé qué hizo mi abuela, pero curó a mi mamá. Siempre le agradeceré a mi abuela por habérmela regalado dos veces.   

 

 

Tuve 3 hermanos, pero solo uno de ellos se inclinó por la música, y hoy en día es baterista, y maestro en Música. Mis otros dos hermanos tienen carreras diferentes; uno es médico y el otro es arquitecto. 

 

Tengo un recuerdo entre vago y despejado sobre mi primera vez cantando; estaba muy pequeño, quizás a mis dos o tres años, pero si tengo claro que aún no sabía hablar. 

 

Vengo de descendientes españoles, como la mayoría de Colombianos, aunque particularmente mi tatarabuelo llegó a Colombia (Tona, Santander) desde Orense, Galicia, España.

 

Estuve en casi todos los coros de los colegios por los que pasé, pero paralelo a cantar descubrí una pasión por la pintura durante mi niñez, lo que al parecer, hacía bien,  pasión que con el tiempo abandoné por completo, pues la música no aceptaba ninguna competencia.  

 

A mis nueve años obtuve mi primera guitarra, la que aprendí a tocar de manera empírica, y que con el tiempo fui perfeccionando hasta lograr un nivel competente. Desde esa misma edad empecé a escribir canciones, que más adelante se convertirían en el repertorio de todas las bandas de las que hice parte.

 

Pudiera sonar como un cliché, pero en mi caso, puedo dar fe de que tuve una visión tangible sobre mi profesión y mi futuro desde esa misma edad, y entonces cerraba los ojos e imaginaba un público cantando mis canciones, sueño que años después, se hizo realidad, sobre varios escenarios, y en algunas ocasiones, ante miles de personas.

 

A mis 16 años, un primo, que es como un hermano mayor con quien crecí, me llevó con sus compañeros de universidad para que tocara algunas de mis canciones con mi guitarra, y luego  insistieron en que debía presentarme a un concurso que se llamaba “Las Notas Radioactiva – Coca-Cola”, pero yo no tenía mucho interés, pues no me gustaba sentirme evaluado como en el colegio, y pues también me daba un poco de miedo, pero fue tal la insistencia especialemnte de mi primo que accedí y me inscribí para representar a mi colegio ante una cantidad impresionante de competidores. Para mi sorpresa, clasifiqué a las eliminatorias, pasando por varias fases, hasta llegar a la final. El día de la final, cerré los ojos nuevamente y me dejé llevar hasta conectarme con el niño que soñaba con ese público, y cuando volví a abrir los ojos, la gente me estaba cargando en sus brazos pues había ganado el concurso. Luego vinieron las entrevistas de radio, la televisión y posteriormente fui a representar a Bucaramanga en Bogotá para la Final a nivel nacional, pero  no gané, pues una cantante “Adriana Botina” merecidamente se quedó con el premio. De todas maneras, esto fue para mí una escuela impresionante que me llenó de seguridad e impulso, y entonces ahora amé el público con mayor intensidad.    

 

Estudié actuación por un año en Bucaramanga, pero sentí que debía avanzar, y entonces decidí mudarme a mi ciudad natal, a hacer lo necesario para cumplir mis sueños, en donde hice una larga carrera, pasando por bares, grupos, bandas, y muchas personas del medio, tanto cantantes y músicos como  actores con los que en algún momento trabajé.

 

Tuve un pequeño acercamiento con la televisión, pero la música siguió halando con más fuerza, y entonces volví a otro concurso, que afortunadamente esta vez gané, pero con el premio, debía irme a otro país, y entonces en ese momento no quise aceptar la oferta.

 

Antes de eso, firmé con una casa disquera en Colombia como artista exclusivo, pero el contrato parecía bastante injusto y terminé desistiendo del mismo, aunque me tomó un tiempo recibir mi carta de libertad.

 

En otra ocasión, en contra de mi voluntad, mi mamá casi a rastras me llevó en Bogotá a hacer una fila interminable, pasando la noche en un carro, esperando un turno para un concurso nacional muy conocido. Al llegar mi turno, el “filtro” me dijo una de las cosas más espantosas que pude oír en mi vida entera hasta ese momento.  “Tienes muy buena voz, y mucho talento, pero en este concurso no necesitamos a alguien así. Lo siento, pero aquí buscamos personas que tengan historias trágicas, como problemas con drogas, o alguna situacion similar, pues esto es un show de rating”. En ese momento, miré hacia atrás y vi esa exorbitante cantidad de personas con sueños haciendo una fila por una oportunidad para mostrar al mundo su talento, IGUAL QUE YO, pero aún no sabían lo que les esperaba, y giré nuevamente y le pregunté . “Tú crees que esto es justo con nosotros los artistas?” Sabes cuantos sueños puede haber en esa multitud que ustedes ven atrás como una simple masa?” Mi molestia no venía por no haber clasificado, sino por haber sido engañado, pues de haber sido calificado por lo que se suponía que era el concurso, quizás habría clasificado. En fin, con desilusión, pero con firmeza, abandoné esa farsa, y volví a mi camino.

 

Ahí tomé la decisión de ser un artista independiente, y empecé a contratar productores.

Conocí a tanta gente famosa, reconocida, entre ellos buenos productores, pero otros eran unos absolutos charlatanes, que de ninguna manera  entendían mi objetivo.

En el año 2015, tomé una de las decisiones más importantes de toda mi vida. Construir mi estudio de grabación, y convertirme en productor, pero jamás abandonar al artista; por el contrario, quería producir mis propios proyectos, pero tenía un grave problema; aunque no me faltaba nada, y de hecho vivía con demasiadas posibilidades, no contaba con los recursos económicos individuales para lograrlo. Un día entonces, le dije a mi suegro, que había encontrado un espacio muy pequeño, medio abandonado, y quizás lleno de ratas y animales al lado de unas pesebreras en la finca en donde vivíamos. Le pregunté si me permitiría convertir ese pequeño hueco abandonado en un estudio de grabación, a lo que él respondió con risa e incredulidad, pero también con generosidad “Si, claro”. A partir de ese momento con un martillo que me había regalado mi esposa, y con los pocos dólares y/o centavos que me quedaban libres de un trabajo de más de 8 horas diarias que conseguí, empecé a comprar materiales, y a construirlo después de la jornada laboral. Todo esto era tan costoso que también tuve que dictar clases como profesor de inglés y de español en una página web americana, y esto me ayudó un poco más. No tenía ni idea de cómo construirlo, pero empecé a ver videos de YouTube, y como siempre he sido auto didacta, no tuve mucho problema para hacerlo, y al cabo de un año, un día me senté en mi silla y decidí grabar un video para mis seguidores y lo publiqué en Facebook, participándoles mi satisfacción después de cumplir esa meta.

https://www.facebook.com/sebaztianpereiramusic/videos/1347194355318546

 

Con el paso del tiempo, fui comprando equipos de alta calidad, y dotando mi estudio de todo lo necesario para ir a la siguiente Fase y Meta. Entonces empecé a estudiar producción en todas las academias posibles, incluyendo algunas de las mejores del país, (por internet, nuevamente como autodidacta) y empecé a grabar mis propias producciones, llegando al punto de mezclarlas y ahora a masterizarlas.

 

Las siguientes, son canciones producidas, mescladas y masterizadas en mi estudio.

 

1.     La canción: https://youtu.be/uriCv6EqPQQ (ya tiene cerca de 1M de vistas) (2021)

(video grabado y editado por mí mismo, con un iPhone)

2.     Fuego: https://youtu.be/I7oTSMf-0Uw (2021)

(Video-Lyric grabado con un iPhone por mi hijo, en ese entonces de 9 años)

3.     Luna: https://youtu.be/6HmA6EWlWGs (2021)

4.     El que Piensa Pierde: https://www.youtube.com/watch?v=TjnwF6az5Uw

5.     Divina: https://www.youtube.com/watch?v=Di7o4E82Wl4

6.     Bajo la Piel: https://open.spotify.com/track/6OOl1TeS7MH6wUaZZaALrM?si=3d17dd0c5cf548bc

7.     La Muerta: https://www.youtube.com/watch?v=YJ3vyDYq2JM

 

He tenido que resumir porque pasaría días escribiendo si tuviera que dar demasiados detalles, pero realmente tengo mucho que contar, solo que ahora quiero escribir las nuevas páginas de mi vida como artista, y en mi meta, lo digo con humildad, pero también con decisión, no contemplo el fracaso como una opción.

 

En la actualidad, estoy muy bien conectado, y sé que voy por el camino correcto.

Puedo dar fe de que no ha sido fácil, y me ha tomado toda la vida llegar a este kilómetro del camino, pero aquí estoy, absolutamente complacido con todos los resultados que me ha dado la persistencia y la decisión, porque solo el talento no es suficiente, y también puedo decir que ya estoy percibiendo satisfacción de muchas maneras. Estoy listo para llegarle a más personas en el mundo entero con mi música, y con todas las casi 100 canciones que tengo, y las que vienen, así como productor, mezclando y masterizando, pero especialmente, quiero seguir cerrando los ojos frente a mi público, y hacia todos aquellos que sienten mi música como suya propia.  

 

 

          “Aprendí a cantar, lo que no sabía decir”

           Sebaztian Pereira

Bio

CONTACTO

CONTRATACIONES | sebaztianpereiraredes@gmail.com

Únete al club de fans de Sebaztian

Hemos recibido tu mensaje. Pronto nos contactaremos contigo.

CONTACTO
bottom of page